Saturday, November 24, 2007

J.S. Bach and Frederick The Great Meet


And once again I have been away from my blog... in part because I have been very entertained finishing two books about Johann Sebastian Bach. One of them is just terrific, Evening in the Palace of Reason, although one could say it is not the typical biography in the sense that it does not talks about Bach's life from the time he was born to his death, but it is more of an attempt by the author, James R. Gaines, to discuss the importance of the relationship between Frederick the Great and Herr Bach, it reads like a novel, and a good one! The other book is a regular biography; more details about the books themselves are posted on the main page of this blog. My main interest was to understand what is considered by many Bach's greatest work: The Musical Offering, and the following is my attempt to summarize some of this information I just find fascinating, mixed with textual references from the book "Evening in the Palace of Reason" and here we go ...

It is the month of May of 1747 and a 62-year-old J.S. Bach, three years from his death, is travelling by coach through the forest through muddy and terrible roads with one of his sons, from Leipzig to the city of Postdam, to the Court of Frederick the Great -who had requested his visit. With very few stops, only those necessary, the trip probably took at least two days and a night and sleep was not accomplished under those conditions. When he finally reaches Postdam, he is almost immediately called to report to court.

On one hand there is Bach, the father of the late Barroque, a self-disciplined, religious, some say stubborn man, a musical genious but at the time considered by many out of style, old-fashioned. On the other hand there is Frederick, a young king whose Prussian army had taken possesion of Leipzig -Bach's land- only two years before this encounter. The King of Prussia represents Reason, the era of enlightenment, the new and fashionable, the pleasing of the senses. A man mentally and physically abused by his father, who loved music from his childhood and who had assembled an orchestra with the best European musicians of the time; Frederick also has a dark side, and he enjoys abusing those who he admires, so he did to Voltaire.

"Nowhere were they more different, though, than in their attitudes toward music. Bach represented church music and especially the "learned counterpoint" of canon and fugue, a centuries-old craft that by now had developed such esoteric theories and procedures that some of its practitioners saw themselves as the custodians of a quasi-divine art, even as weavers of the cosmic tapestry itself. Frederick and his generation were having none of that. They denigrated counterpoint as the vestige of an outworn aesthetic, extolling instead the "natural and delightful" in music, by which they meant the easier pleasure of song, the harmonic ornamentation of a single line of melody. For Bach this new, so-called 'galant' style, with all its lovely figures and stylish grace, was full of emptiness. Bach's cosmos was one in which the planets themselves played the ultimate harmony, a tenet that had been unquestioned since the "sacred science" of Pythagoras, composing and performing music was for him and his musical ancestors a deeply spiritual enterprise whose sole purpose, as his works were inscribed, was "for the glory of God."

It is the early evening of May 7, 1747, a Sunday, and the great Johan Sebastian Bach enters the castle where Frederick gives him a tour of his numerous and newly invented forte pianos that had been distributed among the many salons. Frederick requests that Herr Bach plays at each of them. Finally, on what seems to be a well planned kind of a joke to make fun of old J.S. Bach's counterpoint style, Frederick plays an intricate piece specially written for the ocassion, and asks Bach to convert it into a three-part fugue. This is the way James R. Gaines narrates this episode: Frederick gave Bach an impossibly long and complex musical figure and asked the old master to make a three-part fugue of it, which was a bit like giving word salad to a poet and asking for a sonnet. So difficult was the figure Bach was given that the twentieth century's foremost composer of counterpoint, Arnold Schoenberg, marveled at the fact that it had been so cleverly contrived that it "did not admit one single canonic imitation" -in other words, that the Royal Theme, as it has come to be known, was constructed to be as resistant to counterpoint as possible. Still, Bach managed, with almost unimaginable ingenuity, to do it, even alluding to the king's taste by setting off his intricate counterpoint with a few 'galant' flourishes."

"When Bach had finished the three-part fugue, while his audience of virtuosi was still "seized with astonishment", Frederick asked Bach if he could go himself one better, this time making the theme into a fugue for six voices. Knowing instantly that he had no hope of doing such a vastly more complex improvisation (Bach had never even written a six-part fugue for keyboard), he demurred with the observation that not every subject is suitable for improvisation in six voices; he said he would have to work it out on paper and send it to Frederick later."


Well, to make the story short, Bach recognized probably he was being the victim of Frederick's sadistic personality who enjoyed the helplessness of his victims, but he still managed to come up with his Musical Offering, in German, "Musikalisches Opfer", peculiar, because the German word Opfer also means "sacrifice" and "victim" ... Was Bach trying to suggest something here? Like I said, Bach managed to produce the challenge he was requested within two weeks.

The Musical Offering is considered one of the great works of art in the history of music and Bach greatest work, but perhaps most important is that this work addresses one of the main issues that separates the Enlightenment period from the ancient world, the world of the Greeks, the Romans, Martin Luther... "A work that may be read as a kind of last will and testament, Bach's Musical Offering leaves us, among other things, a compelling case for the following proposition: that a world without a sense of the transcendent and mysterious, a universe ultimately discoverable through reason alone, can only be a barren place; and that the music sounding forth from such a world might be very pretty, but it can never be beautiful" ... a statement to which I can only say "Amen"...

EL ENCUENTRO ENTRE J.S.BACH Y FEDERICO EL GRANDE

Y una vez más me alejé de mi blog … en parte porque me he entretenido terminando de leer dos libros acerca de Johann Sebastian Bach. Uno de ellos es simplemente sensacional, Una Tarde en el Palacio de la Razón, aunque se podría decir que no es la biografía típica en el sentido de que no habla de la vida de Bach desde el tiempo en que nació hasta su muerte, el autor, James R. Gaines, discute la importancia de la relación entre Federico El Grande y Herr Bach, y se lee como una buena novela! El otro libro es una biografía típica; se pueden encontrar más detalles acerca de estos dos libros en la página principal de este blog. Mi interés primordial era entender lo que muchos consideran la mejor obra de Bach: la Ofrenda Musical, y lo siguiente es mi intento de resumir toda esta información que encuentro simplemente fascinante, mezclada con referencias textuales del libro “Una Tarde en el Palacio de la Razón”, asi es que acá vamos …

Es el mes de Mayo de 1747, J.S. Bach quien tiene 62 aňos de edad y está a tres de su muerte, viaja en una carroza junto a uno de sus hijos, por sendas enlodadas a través de los bosques de Leipzig a la ciudad de Postdam hacia la Corte de Federico el Grande quien había solicitado su presencia. Con muy pocas paradas, sólo aquellas necesarias, el viaje probablemente les tomó dos dias y una noche sin poder dormir en esas condiciones. Cuando finalmente llega a Postdam, casi inmediatamente reclaman su presencia en la Corte.

Allí, por un lado está Bach, el padre del Barroco, un hombre auto-disciplinado, religioso, algunos dicen que testarudo, un genio musical a quien muchos en esos momentos consideran fuera de moda y caduco. Por otro lado, está Federico, un rey joven cuya armada de Prusia ha tomado posesión de Leipzig –la tierra de Bach- sólo dos aňos antes de ocurrir este encuentro. El Rey de Prusia representa la era de la razón, la era del iluminismo, lo nuevo, la satisfacción de los sentidos. Un hombre abusado mentalmente y físicamente por su padre, quien ama la música desde su infancia y quien ha formado una orquesta con los mejores músicos europeos de ese tiempo; Federico también tiene un lado oscuro y abusa mentalmente de aquellos a quienes admira, así como lo hizo con Voltaire.

”Pero en ningún otro aspecto eran más distintos que en sus apreciaciones con respecto a la música. Bach representaba la música de la iglesia y especialmente el “educado contrapunto” de canon y fuga, un arte de cientos de aňos que a esas alturas había sido el motivo de teorías esotéricas y procesos en los cuales algunos de sus adherentes se veían a si mismos como los cuidadores de un arte quasi-divino, incluso como los tejedores del mismo cosmos. Federico y su generación no querían saber nada de eso. Ellos hablaban despectivamente del contrapunto como el vestigio de una forma estética sobre-usada, prefiriendo a su vez “lo natural y lo agradable” en música refiriendose al placer fácil otorgado por la canción, la ornamentación armónica de una línea de melodía simple. Para Bach, este nuevo estilo, autodenominado “galante” con todas sus lindas formas y gracia, estaba lleno de nada, era vacío. El cosmos de Bach era uno en el cual los mismos planetas eran parte del juego de la armonía más extrema, una proposición que no había sido puesta en duda desde los tiempos de la “sagrada ciencia” de Pitágoras. Para él y sus ancestros musicales, el componer y tocar música era una empresa profundamente espiritual cuyo único propósito, como sus obras lo registran, era la “glorificación de Dios.”

Es temprano en la noche de Mayo 7, 1747, un Domingo, cuando el gran Johann Sebastian Bach entra al castillo donde Federico le da un tour de los numerosos y recientemente inventados pianos fortes que han sido distribuidos a través de los salones. Federico le pide a Herr Bach que toque en cada uno de ellos. Finalmente, en lo que parece ser una planificada broma de mal gusto para reirse del viejo estilo de contrapunto de J.S. Bach, Federico toca una pieza muy compleja especialmente escrita para la ocasión y le pide a Bach que lo convierta en una fuga a tres partes. Esta es la forma en que James R. Gaines narra el episodio: ”Federico le dió a Bach una forma musical compleja e increíblemente larga y le pidió al viejo maestro que la convirtiera en una fuga a tres partes, lo que equivale a darle una ensalada de palabras a un poeta para pedirle un soneto. Era tan difícil la forma que le fué entregada a Bach que el famoso compositor de contrapunto del siglo veinte, Arnold Schoenberg se maravilló ante el hecho de que había sido compuesta en forma tan inteligente que “no admitía ni una imitación canónica”, dicho en otras palabras, el Tema Real como se le conoce, fué construído para resistir la conversion a contrapunto de cualquier manera. Asi y todo, Bach se las arregló con un ingenio inigualado, ha llevar a cabo, aludiendo incluso al gusto del rey, al incluír unos pocos arreglos “galantes” en este intrincado contrapunto.”

"Cuando Bach terminó la fuga a tres , mientras su audiencia de virtuosos todavía estaba en “estado atónito”, Federico le pidió a Bach que fuese más allá aún y que esta vez convirtiera el tema en una fuga a seis partes. Inmediatamente Bach supo que no había esperanza en lograr lo requerido, mucho más complejo, a través de improvisación (Bach nunca había escrito una fuga a seis partes para teclado), así es que hizo la observación de que no todo tema es el adecuado para una improvisación a seis voces, y dijo que tendría que poner ésto en papel y enviarselo más tarde a Federico.”


Bueno, para resumir la historia, Bach probablemente se dió cuenta que era la víctima de la personalidad sadística de Federico quien disfrutaba de la humillación de sus victimas, pero sin embargo, se las arregló para componer lo que llamó su Ofrenda Musical -en alemán, “Musikalisches Opfer”, peculiar porque la palabra Opfer en alemán también significa “sacrificio” y víctima … Bach estaba sugiriendo algo con este título? Como dije, Bach se las arregló para componer lo que este desafío había planteado en el transcurso de dos semanas. Tengo amigos que estudiaron música y que me cuentan que se demoraron un mes en componer una pequeňa fuga a dos voces que recibieron como tarea en la Universidad.

La Ofrenda Musical es considerada una de las grandes obras de la historia de la música y la obra más importante de Bach, pero tal vez aún más transcendental es que esta pieza musical nos habla de uno de los temas mas importantes que separan la era del iluminismo del mundo antiguo, el mundo de los Griegos, los Romanos, Martin Lutero … ”Una obra que podría ser entendida casi como el último deseo o el testamento, la Ofrenda Musical de Bach nos entrega, entre otras cosas, la siguiente proposición: que un mundo sin un sentido de lo trascendente y misterioso, un universo descubierto nada más que en base a la razón, puede ser un lugar desierto; y que la música que irradia tal mundo puede que sea linda, pero nunca llegará a ser Hermosa” … a lo cual no me queda más que decir “Amén”…

36 comments:

Sergio Meza said...

Puede ser que la tozudes (o tosudez; o tozudez) de Bach le haya permitido arribar a la materialización a la Fuga a seis voves (BWV 1079; Ricercar 2 a 6).

Me explico; uno puede sentir muchas cosas sublimes en su interior, la gracia está en expresar lo sublime en obra que contengan la grandeza de la vivencia "intrínsecamente".

Para lograr derramar en la obra lo que uno siente en esencia y plenitud, se necesita porfía y constancia de décadas de trabajo, de manera tal que sentir y volcar terminen siendo lo mismo.

Para sentir intensamente no se necesita ser un artista; para expresar lo que se siente en Obras externas al propio testimonio referente por simpleza, se necesita o genio o constancia, o ambas cosas.

Quienes gozan a Bach se imaginan lo que Bach pudo haber sentido, pero solo pueden imaginarse lo que pudo haber sentido bach en la medidad en que bach expresó con anterioridad su arte.

Parece evidente, pero no lo es tanto.

Tanta gente se emociona, pero tan poca hace de su accionar "La Emoción" en sí.

Esto para empezar.

(A Bach lo quiero como quiero a mi abuelo).

Lilian said...

Hola Sergio,

Esperaba tu comentario al saberte un avido admirador de Bach [somos del mismo club en ese sentido]... Y tal como lo describes, al parecer asi fue, "la tozudez" de Bach ante la burla a la cual era al parecer objeto, lo hizo comenzar a trabajar inmediatamente, aun cuando estaba hospedado, tengo entendido, en la parte posterior de un internado donde habia mucho ruido y algunas veces casi ni se podia escuchar a si mismo en el teclado...

"Tanta gente se emociona pero tan poca hace de su accionar 'la emocion' en si" ... es muy cierto; es que creo que para llevar a cabo 'la emocion' como obra es un trabajo en si mismo tan envolvente, es casi como sacarte el corazon y el cerebro y ponerlo en un plato para que otros los devoren ... y no todos estan preparados para eso; no se, a lo mejor estoy equivocada. Bach lo hizo, basado en su experiencia y en su genialidad.

Mas comentarios tuyos al respecto se agradeceran ;o)

Sergio Meza said...

Fe de Erratas: debe decir

Fuga a 6 voces
BWV 1079; Ricercar 2 a 6.

Otra cosa; utilizo singulares en la redacción adonde debí colocar plurales; se me arrancaron unas "S". Valga el entusiasmo y la premura

Lilian said...

Sergio,

Se entendio perfectamente! no os preocupeis ;o)

A proposito de tu visita, tus ultimos posts, especialmente el de la Avenida Birquett, me han dejado en las nubes. Ya te dejare un comentario por ahi...

Sergio Meza said...

(lo árboles de Bisquertt, calculo que pueden llegar a superar los 45 metros, así que, sabiendo que hay nubes a esa altura, no andas muy lejos.

Espero concentrarme en temas relacionados con mis lugares comunes adonde vivo de aquí en adelnatr, si dios quiere.

Valga la aclaración que el sueño efectivamente ocurrió, me pasó anoche y podría hacer incluso una maqueta virtual de la casa soñada. especial énfasis hago en eso de correr por sobre una estructura de pasillo sana y consistente; alguna vez espero meterme ejn el mundo de los sueños; sueño poco así que me ciesta rflexionar sobre eso).

Esto también por ahora

Lilian said...

Bueno, gracias por aludir directamente al escrito que me intereso mas; es alucinante desde el punto de vista de que me tomo de sorpresa y me llevo en el viaje de tu suenho [mas detalles por seguir en tu blog] ... Excelente escrito Sergio [incluso pense en pedirte los "derechos" para traducirlo al ingles, pero todavia tengo que hacer un rapido analisis linguistico del texto]; algun dia seras famoso, en serio! ;o)

Sergio Meza said...

Que "Bisquertt" te oiga!!!

Tomas Bradanovic said...

Yo me pierdo super rápido escuchando a Bach no hay caso. Mi capacidad de concentración es muy cercana a cero.

Lilian said...

Tomas,
Que curioso! y has tratado con guia? :o) ... en serio; me refiero, mirando un pentagrama, aunque no se entienda musica yo creo que ayuda. De veras que tu eres hombre de Beethoven; not my cup of tea, pero en gustos no hay nada escrito como dice el dicho, no?

PS: [Me hiciste reir un monton con tu post de hoy...]

Ovidio said...

Hola mi querida Lilian. Soy Ovidio. Me gusto mucho este ultimo de Bach. Para nosotros los musicos Bach escribio una biblia a base de notas que nos hablara de sentimientos hasta nuestra extincion. Como sabemos, la teoria es un lenguaje sin expression y Federico el Grande no pudo entender como Bach con su tema “sin sentido” pudo realizar una bella obra de arte.
A pesar que el estudio musica y escribio algunas obras, su capacidad intelectual (menos la musical) no le permitio entender la musica de Bach y menos reirse de el.
Estoy de acuerdo con Tomas. Para sentir placer escuchando a Bach hay que entender su musica. Actualmente casi el 80% de la musica que escuchamos es “non-impegnata” como le dicen los italianos al chill-out. La gente no quiere darse el trabajo del “entendimiento” para luego sentir placer (placer perdurable de por vida) Ellos quieren un gozo pasajero y luego de su uso, botar el motivo del placer a la basura.
Cada dia perdemos mas y mas el encuentro con el verdadero placer de escuchar musica. Tal vez por eso Mozart, que previendo la incapacidad del futuro oyente, en su musica, siempre repite un pequeno motivo al menos tres veces antes de pasar a uno nuevo. Tal como una madre repite a su hijo amado al menos tres veces “Ven aca!, Ven aca!, Ven aca te digo!…” para que este con su limitada capacidad de entendimiento, llegue finalmente, a entender lo que se le dice.

Lilian said...

Hola Ovidio!

Gracias por tu visita ... Super interesante recibir el punto de vista de un musico. Lo que mencionas acerca de Mozart es muy cierto; ese es uno de los factores de su extrema popularidad en estos tiempos modernos, uh? Esta manhana mientras manejaba al trabajo escuchaba a Joseph Hayden y el tambien es un musico facil de escuchar como Mozart y adivina que? por lo menos en este pais, Hayden se ha puesto "de moda" ultimamente... curioso.

Personalmente, J.S. Bach "touches a chord" en mi que me hace sentir muy comoda, muy en casa, es eso parte de entender su musica? [me pregunto]

Un abrazo ;o)

pcbcarp said...

Se de lo que habláis y conocía la historia,pero mi inutilidad absoluta para la música me impide acompañaros más allá de disfrutar como un cerdito escuchando al viejo pelucas.

Lilian said...

PCV,

"Disfrutar como un cerdito" es ya algo muy afortunado si es que lo puedes hacer con musica. Pero, que es eso de "viejo pelucas"?! [ejem, ejem... mas respeto con Herr Bach ;o) ]

mila said...

Good post, Lilian. Very informative and enjoyable. Since I am not terribly familiar with Bach's music or his life, I feel I have walked away with an education--that is a good thing.

I am now going to search for the piece you mentioned and listen to it. I will let you know what I think.

I also know precious little about Frederick the Great but one of the things I do know about him is that he was a bit of a jerk and the way you described him and his attitude seems to fit perfectly with what I have read previously.

Thanks again for enlightening me... see you soon for chicken and stuffing...

Sergio Meza said...

En relación a lo que dice Ovidio, creo que sin perjuicio de que Mozart, según se dice, es tanto, un poco menos o más genial que Bach, si esté último hubiera pensado en el entendimiento del medio, acaso habría aterrizado su obra, dejándola menos impregnada de la impronta divina (crear como Dios crea; "Pedro piensas como los hombres; debes pensar como piensa Dios [Jesus]); ergo; Bach, me imagino, no estaba para transar con los hombres, ya que su impronta divina era la prioridad.

Tomas Bradanovic said...

Creo que como dice Ovidio hay que hacer un esfuerzo no solo para entender a Bach sino para disfrutarlo, creo que tiene que ver con la forma en que tenemos organizada la cabeza y por eso a algunos nos cuesta mucho más que a otros que -como tu- lo disfrutan de manera muy natural.

Hay personas analíticas, capaces de desmenuzar lo complicado en sus partes y luego rearmarlo tal como se hace un crucigrama o un ropecabezas. Otros somos sintéticos, o sea con tendencia a ver todo de un golpe dejando de lado muchos detalles. Normalmente se identifica la inteligencia con esa capacidad de análisis y la intuición con la capacidad de síntesis, aunque seguramente no es tan sencillo.

En las matemáticas -que son un lenguaje bastante parecido a la música- se ve también esa diferencia, los analíticos son buenos en la operatoria y en los problemas complicados, mientras los sintéticos son mejores en los problemas más difíciles, que no tienen un método fijo de solución.

El ejemplo que pone Ovidio de Mozart es muy bueno porque era el típico caso del sintético o iluminado. El mismo contaba (lo puse en el blog hace años) que no entendía como se le ocurría la estructura de su música porque no la pensaba, la veía toda de un solo golpe "gleich alles zuzammen" y después solo la escribía. La repetición de motivos musicales es por eso mismo, a diferencia de Bach si tu tomas un trozo aislado, a la manera analítica, la música parece simplona, pero como obra completa son impresionantes.

Creo que el gusto musical tiene que ver harto con la capacidad de concentración, parece que fue Geoge Sand la que -incapaz de disfrutar a Bach- lo llamó "esa sublime máquina de coser", eso pasa cuando uno no puede concentrarse demasiado, se pierde.

Sergio Meza said...

Yo soy disperso Tombrad, pero, por lo mismo, he escuchado algunas pizas de Bach por más de treinta veces seguidas, a lapsos razonables, no se trata de peinar la muñeca; y ahí salta la chaucha.

Hay películas que las veo 10 veces seguidas (como hoy por hoy "Deja Vu", que es entretenidisima; ya la postiaré).

Insisto en lo de Mozart; claro, si no sabía como, dificilmente iba a saber si era a la manera de Dios o del diablo, o de Salieri que creaba; osea; le echaba para adelante no más; parace que era chileno (ja); respetuosamente Mozart era Austriaco.

Tombrad; tengo una moneda de 1790 en mi podr, parace que española; ¿conoces a algún numismatico honrado que me recomiendes para consultarle???)

Lilian said...

Mila,
Glad to be informative. I also realize I may become boring talking about Bach so much since I've written several posts inspired by this genious... Federick had his good and his bad and I can tell you all about it when we meet for dinner to try your delicious stuffing ;o)

Sergio,
Justamente, eso, eso ... Lo que dices, es lo que intente dejar en claro con mi post; y que es la separacion trascendental entre el pensamiento antiguo de Pitagoras, Martin Lutero, J.S. Bach, etc. donde las acciones importantes de los hombres estaban dirigidas y dedicadas a Dios. Forma que se rompio con el sentido de la Razon en el periodo del iluminismo donde, cuando la parte "divina" se dejo de lado. Fue lo mas adecuado? Eso es un largo tema de debate, yo creo.

Tomas,
No tenia idea que George Sand dijo eso de Bach, pero al mismo tiempo mira de quien vino el comentario! una persona totalmente opuesta a la forma de vida del maestro. Bach fue incomprendido hasta un siglo atras, no? Bach, compuso para el futuro, pero el futuro eterno no lo temporal o lo de moda.

mmm... aunque la relacion que haces entre la musica de Bach y tu descripcion de la gente analitica y aquellos que son sinteticos en su forma de pensar es atractiva, no me convence totalmente. Pero seguro que tienes la razon -como siempre- pues Tomas! [sirvo para politiquera, o no? jaja]

Con respecto a Mozart tambien era un genio de los numeros. Si recuerdas, una vez conte aca en el blog que las paredes de su dormitorio [de Mozart] cuando ninho estaban llenas de calculos numericos... ese tipo era un prodigio! Pero Bach tambien fue un prodigio, solo que un prodigio sin popularidad como Mozart, que dedico su vida a lo que el respetaba mas, los valores mas altruistas que se han conocido en la humanidad: divinidad, libertad de pensamiento, etc. los cuales canalizo a traves de su musica. Si quieres, despues te envio un pequeno texto escrito por Martin Lutero que Bach subrayo en un libro que llevaba consigo a todos lados; era como su propria biblia, el cual habla de estos valores que menciono. No lateo mas ... [pero es que este tema me apasiona].

Sergio,
mmm... yo creo que Mozart estaba mas cerca del diablo :o)

Lilian said...

Sergio,
Se me olvidaba ... espero el post de Deja vu con ansias. Yo ya escribi un post inspirada por este film que es uno de los que me han gustado mas en general.

Sergio Meza said...

Ya pusimos un post de "deyabu"; con las tripas lo hicimos.-

Lilian said...

Sergio,
Que curioso ... mientras tu dejabas tu anuncio por aca, yo comentaba en tu blog acerca de Deja Vu ;o)

Ovidio said...

Verdaderamente la obra de Bach en comparacion a la de Mozart poseen diferencias enormes en la forma y en el tiempo en que fueron escritas. No obstante la primera (Bach) sirvio como pilar no solo al genio de Mozart sino a toda la produccion de la humanidad (donde yo tambien me incluyo) A pesar de que la musica en los tiempos del barroco aun era principalmente dirigida a Dios, ello fue cambiando con el pasar de los anos para volverse mas humana o profana hasta nuestros dias.
La musica de Bach como la de Haendel requieren un profundo conocimiento de la forma para su apropiada degustacion. Para explicarlo simplemente diria que el ser humano medio puede escuchar ”una melodia” placentera a la vez y recordarla. En este sentido la melodia monofonica del renacimiento se fue complicando y desarrollando en una textura polifonica o sea varias melodia a la vez. Lo bueno fue que con la llegada de los instrumentos las melodias adquirieron ritmo y la nueva musica del Barroco se torno aun mas interesante. En el periodo Clasico se definio la armonia. En ese aspecto la musica de Haydn, Mozart y Beethoven fue cambiando a melodias con armonia (acompanamiento) que se hizo mucho mas entendible. En el periodo romantico es cuando la musica tiende a mas a lo personal y espiritual que a lo divino o religioso.
Por ultimo me gustaria decir que hoy la forma mas popular en el mundo entero es el tipo cancion que tiene “una” melodia y un acompanamiento bien definido. La armonia en la mayoria de los casos es monocordal (uno o dos acordes como los que se rasgean en una guitarra) y la duracion es la minima de todos los tiempos (aproximadamnete 3 minutos) En algo estoy de acuerdo con Sergio. La musica es la voz de Dios que estremece el cuerpo y el espiritu, su comprension es divina y casi imposible. Su efecto como en ninguna otra ciencia, modifica el intelecto y la emocion. Que viva la musica! Salud.

mila said...

No, definitely not boring! I really do learn a lot about things that I otherwise would not when I read your blog. You bring a lot of culture to my art-starved life. I really do appreciate it.

Tomas Bradanovic said...

Lilian yo no siempre tengo la razón!!! una vez me equivoqué, fue cuando pensé que estaba equivocado, pero no era así, como siempre, esa vez también tenía la razón.

Firma Jalisco Zapata, el que cuando no gana empata.---

Lilian said...

Ovidio,
Gracias, muchas gracias por tu completo comentario, por compartir tus ideas, y por tu conocimiento ... Las ultimas palabras de tu comentario me han dado una idea para otro post; ya veras. Y por supuesto que VIVA LA MUSICA in aeternum!

Dear Mila,
Your words are just too kind! Although I am not an artist myself, I do love art.

Tomas "Jalisco",
Puchas que eres divertido [en algunas contadas ocasiones] jajaja... Claro que se entiende que eres casi perfecto ;o)

pcbcarp said...

Lilian, en España había un programa llamado "Clásicos populares", dedicado a la música clásica. Era todos los días por la tarde y consiguió que mucha gente descubriera esta música. El locutor, aparte de saber muchísimo, usaba un tono -eso- popular y cuando contaba anécdotas de Bach, o prologaba la fuga que iba a poner a continuación, solía llamarle "el Viejo pelucas", eso sí, con todo respeto.

Lilian said...

PCV,
Buena anecdota y ahora todo adquiere sentido ;o) Gracias por visitar nuevamente.

Sergio Meza said...
This comment has been removed by the author.
Sergio Meza said...

A Bach lo comencé a valorar por un tío que tengo que es músico, y se la llevaba tocando la "Badinerie" en quena cuando era un mozalbete y quien suscribe, un niño de pecho (OMG).

(La aludida pieza es la parte final, si no me equivoco, de una de las Suites Orquestadas u orquestales del Viejo Pelucas gruñón y "bueno para el invento", o si no díganme cómo tuvo tantos críos. Viejo castizo no más, se hacía el leso, que "hay que me cae mal el perico este que le dicen el grande; ...yo le voy a enseñar lo ques canela, ya, venga mijita que tenimos que haular, me conque, me recondenare, aguaite; y ¡Viva Leipzig Mierda!)

Lilian said...

Sergio,
LOL! :oD ... Esa es la version "huasa" de Bach jajajaja ...

Sergio Meza said...

(...jito`e mi alma, me recondenareeeeee; ...aguaite!!!, y dicen que le gustaba chicoteaíto;

¡asujétate Catalina que amos a galopiar!, le decía a la de turno.

Viejo califa no más.

Pero en serio, se me ocurrió algo; voy a goglear a los familiares, a ver quien se vanagloria de semejante parentezco)

Lilian said...

Solo tuvo dos esposas: la primera fue su prima del mismo apellido (Bach) y un anho despues de quedar viudo, se caso con la hija de uno de los musicos del pueblo. Con la primera esposa tuvo 7 hijos y con la segunda tuvo 13. En total tuvo 20 hijos pero solo diez sobrevivieron. De esos diez, cuatro fueron musicos. Uno de ellos, Emmanuel Bach trabajo en la corte de Federico El Grande y se sospecha que el es el autor de las notas originales que Federico le presento a JS Bach para que la conviertiera a seis voces.

Juzgando por la cantidad de hijos y como tu lo dices en forma tan chilensis ya sabemos en que se entretenia Herr Bach en sus ratos libres :o)

Sergio Meza said...

Don Pelucas, lamentablemente, no dejó descendientes que se puedan vanagloriar hoy por hoy, según lo que pude averiguar:


"Bach has no known descendants living today. His great-granddaughter, Frau Carolina Augusta Wilhelmine Ritter, who died 13 May 1871, was his last known descendant. [1] (The article from which this was taken was written in 1930. It is currently believed that there are 15 living direct descendants of J.S. Bach bearing the name Von Colson. Source: Boyd, Malcolm & John Butt (Editors) (1999). J.S. Bach. Oxford: Oxford University Press. 29. ISBN-10: 0198662084. ISBN-13: 978-0198662082.)"

Sergio Meza said...

Naaaa; fijo que esos 15 son allegados; me quedo con lo primero.

Chan!!!

cacho de pan said...

clasicos populares no fué, sigue siendo un programa maravilloso de difusión de la mejor música.
también llaman "el cura pelirojillo a Vivaldi".

tu primer beso con musica de bach?

Federico el Grande (de Barcelona) es mi adorado gato.

Lilian said...

Cacho!

Un gatito llamado Federico el Grande? Le gusta la musica y los placeres de la vida? Le hace honor a su nombre?

Si el primer beso hubiese sido con musica de Bach tal vez hubiese sido una mejor experiencia ;oD ...

Gracias por visitar!