Wednesday, March 18, 2009

CHAINS

Photo: Lilian / Place: North Carolina

Tuesday, 17 March, 2009

Today, I got off from work much later than usual. It was about 8pm when I pulled out of my parking space at work only to realize I was running very low on gas which meant I had to stop at the gas station across the street. Although, we are distantly surrounded by established and quiet residential neighborhoods, my building is in a suburban area occupied by office buildings and hotels. There are no sidewalks, only roads for easy access to and from the large parking lots around each building. It is unusual to see someone walking on the street with the exception of those who do it for fitness during the day.

Far from the lights of the gas station, I saw a thin, blonde woman walking; she caught my attention for a second. I proceeded to pump gasoline into my car, got back into my driver’s seat and as I was pulling out, I saw the woman again, this time looking in my direction and making some kind of signals with her hands. I was not sure if she was addressing me or someone behind. "Maybe there is something wrong with my tires", I thought, "and she is trying to let me know." As she approached me, I lowered my window to listen to what she was saying and then I could see her well. She was probably in her middle 30s but looked closer to her 50s, her blonde clean hair pulled up into a pony tail without any particular style. She was extremely thin, rail thin as a matter of fact, and wore a winter jacket that was too large for her frail body and tight jeans. Her face had been very beautiful in a distant past; huge blue eyes shaped as almonds, high cheeks, heart-shaped lips with a lot of little wrinkles around them, result of many years of smoking… She wore make up that look excessive and gave her a harder look. She had a tired face but with a nervous expression. When she opened her mouth to talk to me, I saw she only had two front teeth, one on each side of her mouth.

"My car broke down a few blocks down the road and I need money so I can take the train to get to work. I should have been there forty-five minutes ago, but I don't have money and nobody wants to give me money. People around here have been very mean to me. I just need five dollars and fifty cents, could you please help me out?" I felt so sorry for this woman, not because she did not have that small amount of money, but because at one point in her life she probably, had been a cute little girl dreaming with castles and princes, as all little girls do, but never dreamed of losing her dignity for being a slave to addiction. I looked at my purse next to me without saying a word. She repeated "people have been mean to me; they think I am going to do something bad with their money, but they are wrong, I just need it to get to work..." I only had a few twenty-dollar bills and three one-dollar bills. I handed her three dollars telling her that I did not have any more money. I lied because if I gave her a twenty, she would have put more drugs in her body. She kept repeating… "I will not do anything bad with this money” … “Do what ever makes you happy with this money, it is your body and your decision. Good luck in finding the rest!” I said. She gave me a big smile. I drove away thinking “who am I to give her a lecture?”… after all most of us carry chains that makes us little slaves although in her case her chain was choking her to death.

CADENAS

Martes, 17 de Marzo, 2009

Hoy terminé de trabajar más tarde que de costumbre. Eran alrededor de las ocho de la noche cuando salía del estacionamiento y me dí cuenta que tenía poca gasolina; tendría que parar en la bomba gasolinera al frente. Aunque mi edificio está rodeado a la distancia de vecindarios tranquilos y tradicionales, está ubicado en un suburbio ocupado nada mas que por oficinas y hoteles. No hay calles para el peatón, solo carreteras que facilitan el rápido acceso a los grandes parques de estacionamiento que rodean cada edificio. No se ve gente caminando en la calle con la excepción de aquellos oficinistas que lo hacen durante el día como una forma de ejercicio.

Por un segundo y lejos de las luces de la gasolinera, vi a una mujer rubia y delgada caminando en la carretera. Terminé de llenar el estanque de gasolina, me instalé de vuelta en mi asiento y comenzé a manejar lentamente. Hacía ésto cuando vi a la mujer nuevamente, esta vez miraba en mi dirección gesticulando algo con sus manos. No estaba segura si ella trataba de hablar conmigo o alguien atrás mío. “A lo mejor le pasa algo a mis neumáticos” pensé “y ella está tratando de avisarme.” A medida que se acercaba más, bajé mi ventana para poder escucharla y allí la pude ver bien. Probablemente, tenia treinta años y mas, pero parecía como de cincuenta. Su limpio pelo rubio estaba tomado hacia arriba en una cola de caballo sin ningún estilo en particular. Era extremadamente delgada, como riel. Tenia puesta una chaqueta de invierno muy grande para su pequeño cuerpo y jeans muy ajustados. Su rostro había sido hermoso en un pasado distante; grandes ojos azules en forma de almendras, pómulos elevados, boca en forma de corazón rodeada por un montón de arruguitas, el resultado de muchos años de cigarillo… Su maquillaje se veía excesivo y le otorgaba un look muy duro. Tenía un rostro cansado pero a la vez con una expresión nerviosa. Cuando abrió la boca para dirigirme la palabra, vi que solo le quedaban los dos dientes caninos.

“Mi auto dejó de andar unas cuadras más abajo y necesito dinero para poder tomar el metro y llegar al trabajo. Debería haber estado allí hace cuarenta-y-cinco minutos pero no tengo dinero ni nadie me lo quiere dar. La gente de por acá ha sido muy mala conmigo. Solo necesito cinco dolares y cincuenta centavos, me podrías ayudar?” Me dió mucha lástima, pero no por su pobreza material pero debido a que en algún punto de su vida ella fué una pequeña niña amorosa soñando con castillos y principes, como hacemos todas, pero nunca soñó con perder su dignidad para estar encadenada a una adicción. Sin decir una palabra, miré mi cartera que estaba en el asiento del lado. Ella repetía “la gente ha sido cruel conmigo; piensan que voy a hacer algo malo con el dinero pero se equivocan, sólo necesito llegar al trabajo…” Encontré billetes de veinte y sólo tres de un dólar. Le pasé los tres dolares diciendole que no tenía mas. Mentí porque si le hubiese pasado uno de veinte, se los habría inyectado o fumado todos. Ella volvía a repetir… “No haré nada malo con este dinero”… “Haz con este dinero lo que te haga más feliz, es tu cuerpo y tu decisión. Buena suerte encontrando el resto!” le dije. Me miró con una gran sonrisa y me alejé en mi auto pensando “quien soy yo para darle un sermon?”… después de todo, la mayoría de nosotros acarreamos cadenas que nos convierten en pequeños esclavos aunque en el caso de ella, su cadena la estaba sofocando para provocarle la muerte.

35 comments:

cacho de pan said...

Hay cadenas que pesan más que otras, hay algunas que no dejan vivir.

Sergio Meza C. said...

Me acordé de un sector como el que aludes, es en la periferia del mall Alto Las Condes; una vez caminaba por ahí, y me comencé a dar cuenta que entre tanto jardín, arbusto, vereda, calle y otros asuntos, estaba ab-so-lu-ta-men-te solo.

La sensación de desprotección era fuerte; si se me acercaban un par de asaltantes, nadie se daría cuenta en dos manzanas a al redonda de mi situación. Tal ciudad, hermosa es tan improcedente como los barrios a la inversa; hacinados sin espacio; ni una ciudad nila otra la compro.

Qué bueno que volviste a "postear"

Lilian said...

Queridisimo Dante:
Que comentario mas acertado! Hay cadenas y CADENAS... Afortunados somos los que acarreamos menos peso encima.
Un besito--


Estimado Sergio:
Al parecer mi "regreso" te alegra y te agradezco por eso ... :-)
Se pueden ver trazos de tu profesion de arquitecto en el comentario que tan gentilmente has dejado aca.
Un abrazo--

Sergio Meza C. said...

:-)

Arquitecto-Urbanista-Escritor.

Tal trilogía

Jorge Figueroa V said...

Tuviste suerte.

Te toca una angustiada por la droga, desesperanzada y descontrolada, y te vuela la cabeza por robarte el billete de 20 y todo lo que encuentre. En Chile ya conocemos casos que por un cigarro te disparan y después en las fiscalías: es que el es consumidor, "es enfermo".

LLeva un arma en tu auto.

Lilian said...

Hola Jorge!
Si, estoy totalmente conciente que eso podria haber sucedido y lo pense despues de haber abierto la ventana y haberle dirigido la palabra. Pero aunque cosas horribles pueden pasar en cualquier lado y a cualquier hora, el sector donde trabajo es muy tranquilo y extremadamente vigilado -con camaras por todos lados, eso me inspiro una confianza que tal vez no debiera tener.

Con respecto a las armas de fuego, no me gusta acarrear una conmigo. No tengo nada en contra de aquellos que lo hacen, pero mis carteras no son lo suficientemente grandes para llevar una Magnum 45 :-)

Gracias por pasar por aca--

Tomas Bradanovic said...

no hay mejor acción que pasarle plata a un angustiado (a)

es socialmente mal visto asi es que no puede ser malo, te ganaste una pizca del cielo
:)

Jorge Figueroa V said...

Una Magnum...eso no es para una mujer pues!..chis!...con eso partes en dos a un tipo a un alfeñique como un tipo de Arica que conozco.

Lilian said...

Tom--
Ojala tus palabras se hagan realidad porque por asistencia a misa los Domingos no sera mi entrada al Reino... :-)

Jorge--
Con una Magnum o un shotgun [no se como se traduce al espanhol] es casi imposible no dar al blanco. Cualquier arma mas pequena, sin tener buena punteria, puede causar un rasgunho y tornar las cosas peores para la victima, pienso yo... Cuando se trata de defenderme tomo las cosas en serio pero tampoco quiero ser paranoica...
:-)

Jorge Figueroa V said...

Al contrario, a corta distancia una arma de bajo calibre es mas efectiva por el menor retroceso.

Con una magnum (esta bien así, la de cañon largo), a mas de 4 metros disparas una vez, debes contar con las dos manos, y si no tienes costumbre lo mas probable es que se te caiga después de percutar.

Si lo haces dentro de un auto hacia fuera, posiblemente le pegues al techo. La ventaja, es que si disparas para defenderte desde dentro del auto, con los vidrios arriba, el tiro sale sin guiñada, sin desvío por efecto del vidrio. En irák los operadores de seguridad cuando se han visto enfrentados a disparos responden desde dentro del vehículo, con los vidrios blindados arriba....porque ojo, son blindados desde fuera hacia dentro, no al revés, permitiendo percutar desde el interior.

Pero está bien, las armas mas seguras (en el sentido que es seguro que disparen), son aquellas con cilindro o nuéz. Una pistola semiautomática puede trancarse y ahí estas frita, el que desenfunda esta dispuesto a que el otro también lo haga.

Mas noticias de SANGRE en pocos momentos más, cuando vaya a matar a vengarme de un tipo que conozco de arica.

Lilian said...

Definitivamente, con las dos manos agarro la Magnum y disparo, por supuesto que sin antes haber dicho ... "go ahead, punk... make my day" :-D

Al parecer conoces tus armas de fuego; se agradecen los consejos, aunque nos hablen de una realidad que preferimos olvidar... pero que persistentemente nos rodea y que debido a las circunstancias economicas globales se agudizara probablemente un poco mas.

Marilyn said...

Uf, leer los comentarios me hicieron volver a la realidad, del peligro y todo eso... pero cuántas veces hemos sentdo lástima verdadera? En este mundo en que lo miramos todo con desconfianza, lindo ejemplo nos has dado Lilian... un abrazo.

Lilian said...

Marilyn--
Me haces ruborizar con tu comentario... Agradezco tus palabras, no pretendo ser ejemplo pero si crees que hice lo correcto, me alegra ;-)
Saludos afectuosos

Momo said...

Que filosofica estas, Lilian. La ultima frase lo dice todo.

Hablando de otra cosa, leì tu texto primero en ingles y luego en castellano, y me sorprendio el echo de que habia comprendido algo bien diferente en la version inglesa.

Algo parecido a lo que te habia sucédido en un ascensor con un individuo inquietante (y que me recordo el film de De Palma "Dressed to kill").

Menos mal que se dispone aqui de una Piedra de Roseta.

No cedas a la paranoia !!! No lleves una arma en tu auto. Ceder al miedo es darle el gusto a los que quieren quitarnos nuestras libertades.

Abraso

Lilian said...

Momo--
Habia escrito un comentario/respuesta al tuyo y se esfumo...Extraño! Se habran asustado las letras con tanta conversacion acerca de armas de fuego? :-)

Me alegra que mis traducciones te sirvan como el curso de ingles Rosetta Stone, y mas encima es gratis. No te preocupes, no me convertire en una Clint Eastwood femenina.

Gracias por pasar y dejar tu opinion!

Momo said...

De nada, Lilian, es un agrado y un honor.

momo said...

Test

momo said...

Otro test

Lilian said...

LOL! Momo... what are you doing?
Me estas usando como un experimento? =D
Explain, please! Esto tiene que ser bueno...

Momo said...

Si, Lilian, te estoy usando como esperimento. Sorry !!!!

No recibo mas los informe de comentarios en mi mail y estoy tratando de ver como diablo solucionar ese problema.


Sorry :-)

Momo said...

Tambien estuve molestando a krn y Doreus con este asunto.

Anonymous said...

... no es ninguna molestia; as a matter of fact, is funny. Me imagino que ya chequeaste que Blogger tuviese la direccion correcta de email para notificarte?

Lilian-conejillo de indias

Palm Springs Savant said...

I agree with how you handled it. Sometimes I'll help people like that. When its someone homeless I tend to offer to buy a meal or something instead of just cash.

Lilian said...

Greetings Rick!
I'm glad to hear that you like the way I reacted.
Thanks for stopping by :-)

Momo said...

test

Anonymous said...

Me gusta como cuentas lo que te pasa Lilian, te echaba de menos.
Sonia

Lilian said...

Estimada Sonia--
Me da mucho gusto recibir tu visita y te pido disculpas por la demora en contestar tu amable comentario. Quiero volver a escribir con regularidad, me gusta hacerlo.
Un saludo afectuoso

Momo said...

Contamos con tu regularidad, Lilian.

Anonymous said...

Hi Momo!
Lilian

Gise =) said...

Al fin y al cabo todas son cadenas, aunque quiza la de ella parezca mas pesada... Has tenido coraje en parar a mi me hubiera dado miedo... Pobre mujer ojala aun siga viva...
besitos y buen finde guapisima!!!!

Lilian said...

Gise--
Trato de no tenerle miedo a la gente... una vez un "homeless" en el centro de Baltimore me escupio, me dio mucho asco pero tambien lastima. Parece que el miedo se "olfatea" y es peor... Hasta el momento me ha dado buen buen resultado mirar a la cara y tratar a la gente con respeto, a quien sea.

Aca tenemos un tiempo maravilloso y espero disfrutar mi fin de semana. Te deseo lo mismo, guapa!

Mila said...

Hi Lilian! I just noticed that you are sort of posting again.

Addiction is an awful thing, for sure, but we are all ultimately responsible for our actions. Begging, lying, or stealing to support a habit is wrong. However, I agree with you about lecturing people with a habit--not our place. Besides, maybe she was a recovering addict and was truly on her way to work.

Abrazos,
Mila

Lilian said...

Hi Dear Mila!
Sort of posting? Well, my intention was to write again, but there have been a few things that have kept me busy. I agree with you, lecturing is the least a desperate person wants or needs to hear and like you said, we never know.
Un abrazo grande

Lady Julie said...

I never know how to react in this type of situation. I've often handed money out my car window. But other times have ducked my head and not made eye contact.

I suppose if no one gave handouts, they'd find other options. Stealing or getting clean?

If anything, it certainly causes me to pause and appreciate the life I have.

Lilian said...

Lady Julie--
I can't say I haven't ducked my head while waiting at a red light, specially if the individual approaching my car is a man and looks threatening. On the other hand who doesn't look bad when living in the street. It's a sad situacion but I am comforted by an email I received from someone who was homeless at a certain point and was very appreciative of my gesture towards this woman. This email will be my next new post and I'm inviting you to leave a commentary after I publish it.
Thanks for your visit!