Tuesday, August 21, 2007

The Holy Life of the Intellect


[George Bowering is the first laureate poet of Canada and author of more than 80 books]
[George Bowering es el poeta más famoso del Canadá y autor de mas de 80 libros]


One of the programs I often hear on the radio while I drive to work on the highways it's called I Believe. It is a program where once a week, some famous character writes about a subject of interest for her/him, incorporating the words I believe to the text. There have been excellent essays some of which made a long lasting impression on me like the one by Colin Powell or Isabel Allende. However, the one which has impressed me the most up to now is the one below. The reason why I liked it so much is because of the clarity in which the complex relationship between intellectuality and love are related.
Click here for the link to the text in English. I have experienced what Bowering is talking about, and I find it to be one of the best things in my life. Sometimes, these moments of extreme clarity are caused by reading a marvelous text o by listening to Bach, for example as I wrote on my previous post. These are good and valid reasons to believe in a superior being ...

La Santidad de Vida del Intelecto

Uno de los programas que escucho a menudo en la radio mientras manejo al trabajo por las super-carreteras, se llama Yo Creo. Este es un programa donde una vez a la semana, algún famoso personaje escribe una composición, y la lée en el aire, con respecto a cualquier tema que para ella/él sea de mucha importancia. De hecho, la composición debe tener las palabras “Yo Creo” incorporadas y de ahí el título del mismo programa. He escuchado excelentes composiciones entre las cuales se destacan en mi mente, la de Isabel Allende y la de Colin Powell. Pero la que más me ha impresionado hasta el momento es la que transcribo a continuación. El motivo por el cual me gustó tanto es porque expresa en forma muy clara complejas ideas relacionadas con amar y la intelectualidad. Realmente, es un texto apasionante el que Bowering escribió, pienso yo.

Creo que el intelecto humano es lo más cercano que tenemos a lo divino. Es la manera en la cual podemos unirnos a otro en espíritu. Algunas veces cuando escuchamos a un gran jazzista tocando un “solo”, estamos experimentando su mente, momento a momento, cómo se mueve y toma decisiones, cómo agrega cosas y recuerda. Estamos alli, adentro, en la mente de la otra persona.

La primera vez que escuché a Charlie Parker tocar “Ornitología” sentí dicha. Yo tenía alrededor de 11 aňos. Cuando niňos tenemos nuestras mentes tan intactas que al escuchar a alguien improvisando, sentimos una euforia que nunca obtendremos de la música que tiene un ritmo continuo.

Sentí la misma dicha cuando escuché por primera vez poesía improvisada. Cuando leí “La Música del Desierto” de William Carlos Williams, el libro se deslizó entre mis manos para caer estrepitosamente en el piso de concreto de la biblioteca. Más tarde escucharía al poeta Philip Whalen denominar este tipo de poesía como “un gráfico de la mente en estado de movimiento”. Sí, así es.

Puede que pase con la prosa también –frases que escuchamos en nuestra cabeza y que entendemos perfectamente cómo es que fueron sentidas adentro de la mente de otro. Yo creo que si es que hay un dios, esto es lo que él quería que hicieramos. Es la vida santa del intelecto.

Si es que podemos experimentar la mente de otro en la nuestra, entonces sabemos que amar es posible. Entendemos la razón por la cual el gran poeta Shelly escribió un poema el cual llamó “Belleza Intelectual” y lo denominó como un poder invisible que se mueve entre las cosas y la gente de esta Tierra.

Se le apareció a él cuando era un joven buscando sabiduría en las palabras de los muertos. Inteligencia significa textualmente “escoger entre”. Shelly lo denomino el espíritu de la dicha. Es el regalo del ingenio, el que textualmente se refiere a las cosas que nos hacen sonreír y aplaudir al mismo tiempo. Yo creo que ésto es lo que originó lo que los Griegos llamaron agape, los Romanos llamaron caritas, y lo que nosotros hemos adoptado como amar. Es más grande que la esperanza y la fé, de acuerdo a San Pablo de Tarsus en su cuestionada carta a los Corintios.

Si es que quieres experimentar ésto en vez de estar soportando mi prosa apostólica, escucha la improvisación de John Coltrane en su album inmortal, “Amor Supremo” [A Love Supreme]. Allí los tendrás: un buen intelecto, un saxofón y una plegaria perfecta.
.

Lo que escribio Bowering es algo que he experimentado, entiendo bien de lo que el esta hablando y es una de las mejores cosas de mi vida. Algunas veces estos momentos de lucidez casi plena que se logran a traves de la lectura de un texto intenso y maravilloso o de una pieza musical de Bach por ejemplo, como lo que hable anteriormente son razones suficientes y valederas para si creer en un ser superior ...

12 comments:

Sergio Meza said...

Vaya.

He estado pensano en algo los últimos meses.

Es posible que en especiales estados del alma, se pueda hablar poéticamente como si fuera un lenguaje tan singular y distinto como el inglés, el español, el alemán, el catalán, y así.

Entonces, tendríamos que "ese" lenguaje (es un juego de palabras), no es entendido por quienes no lo han estudiado y hecho suyo... pero yendo al tema del post;

La verdad es que, por respeto a quienes no se la llevan con caldo de cabeza permanente por la vida, desde mi muy pesonal punto de vista, me atrevería a decir que este sujeto, que no conozco, está profundamente equivocado.

Creo que es vanidoso de su parte, dicho de la manera en que se diga, el pensar que la intelectualidad es la mejor de las maneras de expresar lo sagrado.

La santidad, sobre todo, se relaciona con el amor, que es perfecto a la escala de intelectualidad que se manifieste, y será santa la acción humana, en la medida en que se exprese desde la principal de las virtudes (que el catolicismo clasifica como "teologales"); hablo de la caridad, o amor propiamente tal (ah, etimología) (Corintios 1:13 sino me equivoco).

Nada más perfecto que el amor, y nada más torcido que la especificidad de la plenitud humana.

La magia de esta plenitud está en los múltiples apoyos que la sustentan; la intelectualidad es una de ellas.

Eso sería para empezar...

Lilian said...

Hola Sergio!
Fijate que no encuentro que este poeta este pecando de vanidoso. El no se refiere a "expresar" la intelectualidad sino a "sentir" el espiritu de otros a traves del uso de nuestros intelectos, que demas esta decir, no es acaso la forma en que vamos por la vida? Incluso, no te ha pasado que has atendido un servicio religioso y el sermon ha causado tal impacto en ti que ha revuelto tus pensamientos mas intimos? Eso es solo un ejemplo que tambien se puede obtener de un poema o de un libro o de la musica como dice Bowering. Que sea musica de jazz como el ejemplifica, no es relevante, puede ser Bach o Zalo Reyes haciendo referencia a tu alusion de ayer -ya sabemos cual es la musica que te llega a ti :oD ... Muchas, muchas gracias por tu interesante comentario.

Sergio Meza said...

(de nada;

... tu sabes,

nosotros

los "intelerstuales",

ejem...)

Lilian said...

LOL! :oD

Anonymous said...

Hola Lilian:
Me cuesta un resto pensar que el intelecto o la santidad del intelecto este relacionado con lo espiritual, emocional.
A lo mejor no entendi bien lo que escribio o leyo este personaje en la radio.
Creo que lo espiritual hace reaccionar nuestras mentes en forma diferente, pero no la mente en sagrado/espiritual.
Saluditos pa' todos,
Lis

Lilian said...

Lis,

No tienes que estar de acuerdo con lo que dice Bowering ... tampoco significa que lo que el dice se aplique a toda la gente. Pero coincide conmigo por eso lo postie. Pero quiero tratar de alumbrarte ...

Te ha pasado alguna vez que has puesto atencion a una cancion, o a un discurso, o a una persona recitando un poema [los pollitos dicen pio pio pio ...ja!], un libro, un film, etc. y crees entender perfectamente lo que estaba pensando el compositor, el poeta, el director del film, etc.? Y al entender el mensaje sientes una dicha tan grande y plena? Esa dicha es Amor, segun Bowering. No confundir con el Amor fisico/sexual que los griegos llamaban eros, sino que con el amor de afeccion intensa que los griegos llamaban caritas ... [Es que resulta que estos griegos tenian como 5 palabras distintas para definir el Amor, por eso que es importante hacer esta diferencia ya que clarifica el sentido de las cosas a las cuales se refiere Bowering.]
Asi al sentir tu esa inmensa dicha que en ingles algunas veces expresamos como: I LOVE that poem! Al sentirte elevada a los cielos por ejemplo cuando escuchas un coro cantando El Mesias de Handel en una catedral, estarias sintiendo lo que Bowering denomina como la santa vida del intelecto...

Anonymous said...

Gracias por la explicacion, pero la verdad que no se realmente si llamar amor, a la emocion que sientes en algunas ocasiones en circunstancias como una cancion, poema, coro, etc.
Gracias nuevamente, en todo caso el viejujo se ve buenmozo, a pesar de los anos.
Lis

Lilian said...

Liz!
"buenmozo"? ... Dicen que en gustos no hay nada escrito pero en todo caso no me habia ni fijado; y demas esta decir que no concuerdo con tu apreciacion estetica :o)

Tomas Bradanovic said...

Tal vez le puso mucho pero habla de algo que es muy real en el fenómeno de la comunicación: la sintonía o resonancia que se produce a veces entre las ideas de dos personas distintas.

Lo de la resonancia es análogo a la electricidad que tiene dos tipos de resistencia reactiva (efecto bobina y efecto condensador) que están en fase contraria, entonces hay un punto donde estas dos resistencias se anulan y la energía se va al máximo, pero es un punto muy preciso y estrecho, esto se usa, entre muchas otras cosas, para sintonizar una radio por ejemplo. Algo parecido pasa con las ideas.

Por ejemplo mucha gente que le gusta el jazz sintonizará con el ejemplo que dió porque los grandes músicos, en sus mejores momentos, tocan o cantan en la cuerda floja, al límite del desastre, la pérdida del tempo o la desafinación, entendiendo que el jazz es distinto a la mayoría de la otra música, donde lo importante es tocar de manera precisa y bella en el jazz lo lindo es la pirueta, como toman riesgo y lo resuelven: Baco versus Apolo!

Lilian said...

Tomas,
Faltaba el punto de vista de un ingeniero :o) Me gustaron mucho tus analogias ... eso de la resonancia y lo de Bacus y Apolo ... En todo caso, no importa que sea jazz, o que sea un vals peruano, un poema de Pablo Neruda, o una pieza de JS Bach, la "resonancia" como tu la denominas, va a encontrar distintos intelectos donde depositar su santidad a su propria manera y asi podremos ver a Dios, o a Buddah, o establecer conexion espiritual con lo que se nos ocurra, en forma espiritual al fin y al cabo y tal vez sin darnos cuenta ... A mi me pasa todo el tiempo, en todo caso, pero parece que no es un suceso muy comun, o a lo mejor es que vivo en otro planeta, no se ;o)

mila said...

I just read the essay and I, too, have been thinking about this for many months now. I believe our intellect coupled with our ability to love IS God.

Lilian said...

All right Mila!
Glad to hear you get the point this guy is trying to make.

Be well :o)