Wednesday, September 12, 2007

Ancient Greece, Rome and Its Women


[Painting of Selene, Greek Goddess of the Moon]

For the last few days, whenever I have a little time, I have been reading about old Greek and Roman cultures from three sources at the same time, an 800-pages book called The History of Art, by H.W. Janson, which I love to read, but it is so difficult to handle; it is heavy and rather large; Women in Art by someone I can’t remember right now … and “Sacred Sex” by Robert Bates. I like to imagine myself living during this period of time, better said, I used to like to imagine myself, because I had completely forgotten how low women ranked in the social scale during this period in history! Women mainly served two purposes in ancient Greece: childbearing or prostitution. I am talking about the main stream; there were exceptions, of course. During the Roman empire, things improved a bit for us.

As a matter of fact, in ancient Greece, most men regarded marriage as a necessary social obligation. Intercourse between man and wife was hurried, more like a business matter –just for procreation. The only sexual relationship, which was respected for the emotional, as well as physical joy was that between the teacher and his teenage pupil. Socrates himself talked highly about the love, which an older man felt for the pubescent boys. Luckily for me, the Romans came to change all that mentality, providing women with more freedom and respect and making them desired sexual partners, again. And then, there was Ovid, considered, the finest poet in Rome, who wrote the famous long erotic poem, The Art of Love that influenced couples’ relationships forever. It surprises me that centuries ago, here was Ovid giving advise from how a man should conquer the other one's heart to how to undress each other, and of course other more sexually explicit details. So you have an idea of what I am talking about, here is a brief excerpt from The Art of Love:

… Their heaven, once opened, need never close
Let them learn variety, acquire artistry
Let each night of love have a different shape
Let her sometimes play the man, and he the woman
Let them sometimes be dogs or lions in the act of love
Let imagination run riot in their bodily battle
Then truly he will be a god, and she a goddess …

Grecia, Roma y sus mujeres

Los ultimos dias, cada vez que tengo tiempo libre, he estado leyendo acerca de las antiguas culturas griegas y romanas de tres fuentes distintas al mismo tiempo, un libro de 800 paginas titulado “La historia del arte” de H.W. Janson que me encanta pero es tan incómodo de manipular por lo grueso y grande; “Mujeres en arte” de un autor que no recuerdo su nombre en estos momentos ... y “Sexo sagrado” de Robert Bates. Me gusta imaginarme a mi misma viviendo durante este período, más bien dicho, me gustaba, ya no. Me había olvidado completamente acerca del bajo lugar que las mujeres ocupábamos en la escala social en este período de la historia! Las mujeres serviamos generalmente dos propósitos solamente: tener hijos y prostitución. Estoy hablando de la mayoría porque por supuesto hubieron excepciones. Durante el imperio romano las cosas se mejoraron un poquito para nosotras.

En realidad, en la antigua Grecia las relaciones sexuales en el matrimonio se desarrollaban como una reunión de negocios, rápida y friamente, con el objetivo de procrear en mente. El único tipo de relación sexual que se respetaba en el sentido de proporcionar dicha emocional además de física era esa entre el profesor y su pupilo adolescente. El mismo Sócrates habló con entusiasmo acerca de este tipo de amor, ese que un hombre ya mayor podía sentir por niños adolescentes. Afortunadamente para mí los Romanos cambiaron esa mentalidad dotando a las mujeres de más libertad y respeto además de desearlas como compañeras nuevamente en el plano sexual. Y también estaba Ovidio, considerado el mejor poeta de Roma, autor del famoso poema erótico “El arte del amor” que influenció las relaciones de pareja para siempre. Me sorprende que siglos atrás, Ovidio daba consejos desde cómo debe un hombre conquistar el corazón de una mujer hasta cómo desvestirse mutuamente, y por supuesto otros detalles más explicitos. Pero para que tengan una idea a lo que me refiero, éste es un pedacito de “El arte del amor”:

… Una vez abiertos sus cielos, nunca se deberían cerrar
dejenlos aprender de variedad, adquirir maestría
dejen que cada noche de amor tome una forma distinta
dejenla jugar a ser el hombre algunas veces, y él la mujer
dejenlos algunas veces ser perros ó leones en el acto de amor
dejen la imaginación correr rampante en la batalla de los cuerpos
entonces así él será un dios y ella será una diosa, verdaderamente ...

8 comments:

Sergio Meza said...

Me niego a pensar o a considerar que las personas de cualquier tiempo fueron distintas a mí (en el sentido de que siempre hemos sido los mismos, con los mismos instintos, rumbos y sentidos).

En principio este exabrupto; después lo desgrano

mila said...

Where in the hell is Ovid when you need him?!?! hahahahaa.... I have to start reading more of what you read. All of us women should be reading this to our husbands and boyfriends.

Have a great day!
Mila

Lilian said...

Sergio,
Interesante pensamiento, en realidad concuerdo contigo; en esencia somos lo mismo. Alguien dijo
No seremos nunca nada más
de lo que fuimos al nacer,
a no ser que logremos enajenarnos
para decir que superamos nuestro origen,
Simple y Vacío
como la potencia de las cosas,
pues las obras se desprenden cual escamas,
y vamos quedando siempre desnudos
con una desnudez trascendental...


uhmm... quien sera? Sin embargo, la humanidad si ha cambiado. Hemos avanzado; basicamente, tenemos las mismas imperfecciones pero las reconocemos y las convertimos en sutilezas disimuladas? En el especifico caso de este post, por el bien del genero femenino, quiero creer que se ha cambiado la mentalidad desde el tiempo de los griegos...

Lilian said...

Hi Mila,
LOL! and you don't even know the best part from Ovid's The Art of Love yet. I'll bring it down with me on my trip to lend it to you, and you can ask Rudy to memorize it ;oD

angélica said...

Las antiguas culturas griegas egipcias y romanas traslada mis pensamientos en mujeres históricas por ej. Kleopatra que seducieron a emperadores como Julio Ceaser para llegar al poder del estado, y sobre todo su romance apasionado con Marcus Antonius.
Lo más interesante para mí de ésta época son los grandes secretos de belleza. Por ejemplo Aloe Vera que Kleopatra usaba. Los conocimientos de esta planta ha pasado generaciones tras generaciones, más de 4000 anhos.

Lilian said...

Hola Angelica,
Me es muy interesante tu comentario porque es algo que queria expresar en mi post, pero al mismo tiempo no queria hacerlo tan largo :o)

Sabes lo que pasa, yo creo, que las mujeres especialmente en el tiempo de los Griegos, eran tan poco consideradas que buscaron todas las formas estrategicas para lograr lo que querian; despues de todo, no creo que nuestros deseos y aspiraciones hayan cambiado mucho. Entonces eso las convirtio en regias estrategistas y expertas en logistica. Acuerdate que durante este tiempo, las mujeres tambien se especializaban en la invencion y uso de venenos... o sea, tenian que operar para callado y disimuladamente para lograr lo que querian... Las cosas han cambiado, pero no han cambiado mucho en ese respecto en el campo laboral, en mi opinion muy personal.
Gracias por la visita!

prueba45 said...

Lilian, si estamos de acuerdo en que la gente ha sido más o menos lo mismo en casi todas las épocas, tal vez desde el desarrollo pleno del lenguaje en adelante, a veces hay que sospechar un poco cuando se lee a los historiadores. No es que mientan, pero probablemente traspasan muchas veces algunas ideas preconcebidas que traen en la cabeza y las exageran, dándonos una imagen un poco distorsionada de como era la cosa.

Yo lo veo cuando se describe la sociedad en Chile -por ejemplo de los años de los gobiernos radicales (que no viví) o en la época de la Unidad Popular o el Gobierno Militar (que si viví) y veo como, pasados tan pocos años, las descrippciones se van haciendo cada vez más mitológicas ¡me imagino como será cuando se describe la vida en Grecia o Roma!

Pero de hecho hubo mujeres muy poderosas en esos años, como la bibliotecaria de Alejandría de que hablabas la otra vez, madres y esposas de reyes, etc. O sea de repente tan sometidas no estaban

Lilian said...

Perspectivas, es siempre bueno tenerlas en cuenta. Con el tiempo, las cosas se empiezan a transformar, es cierto. Sin embargo, he estado leyendo acerca de Grecia y Roma por mucho tiempo y a traves de varios autores, y si coinciden en algo es justamente en Grecia, las mujeres no teniamos mucho a nuestro favor, y menos todavia si no teniamos hijos. Las prostitutas tenian un mejor pasar al parecer, por lo menos tenian una profesion donde se podian destacar :o)